jueves, 29 de agosto de 2013

viernes, 3 de mayo de 2013

Un Cierre sin Final

Es difícil dar un cierre a una experiencia de este calibre. Seguramente por eso, a más de un año de haber terminado el viaje, este blog quedo así, sin cierre o final. Un cierre creo que merece y hete aquí, un saludo final para quienes me bancaron en este camino. En contraste, no creo en el final. Este blog, sigue siendo visitado por quienes están por viajar, quienes están viajando o quienes ya lo vivieron. Como el viaje, hay cierre pero no final. No sigo en el sudeste asiático pero sigo… en algún otro lugar, en la vida real o aquella que sueño, arrastrando los ideales que un viaje como este ayuda a intensificar.

Recomiendo desde lo más profundo de mi ser viajes de este tipo y les deseo tengan el valor y la audacia para que, en esta vida “real” de trabajos y obligaciones, encuentren un lugar para seguir el impulso. No reniego de esta vida, solo creo en experiencias que nos hagan disfrutarla un poco más.

Sin más, ha sido un placer.

Hasta pronto.